Hombre respecto de sus hijos

Hoy me di cuenta de las presiones que un padre suele poner en el hijo mayor, en el mas grande, en el hombre. Todo lo que quiere de él, lo que espera y ansía; lo que lo hace sentir orgulloso; y como uno (Que fue hijo mayor, y hombre y hermano de un hijo mayor de un segundo matrimonio) en la primera posibilidad huye hacia los brazos de la madre, hacia el tibio abrigo y contenedor que no encuentra en el frío corazón del padre. Ojo, esto no me di cuenta mientras tomaba un café en McDonalds y presenciaba dicha escena adelante de mi tibio capuccion. Una vez, llegando a tercer año, ya viviendo bajo las reglas de mi padre, una tarde primaveral, recuerdo una discusión fuerte con él; y yo, que aún me encontraba haciendo duelo con mi madre por lo sucedido durante una acto judicial no me importó en lo mas mínimo mis emociones para agarrar una pequeña porcion de cosas e irme hacia la casa de mi madre para luego, ya pasado el hervor de emociones, volver como si nada.
Recuerdo un amigo, a quien estaba dispuesto a dejar la vida por el amor del padre y este, simplemente aprovechaba esa situación para su propio orgullo.
Y no es solo con los hombres, conozco mas de un 80% de mujeres que tienen una relación conflictiva con el padre y quienes a pesar de buscar continuamente el amor, no consiguen ni por rebote, una simple migaja.
Carta al padre, de Kafka, fue durante muchos años un libro prohibido en mi biblioteca, lo tenia oculto, ante la posible posibilidad de que mi padre lo encontrara (¿Se imaginan si encontrara este lugar? JA!), me sentía tan identificado con Kafka que muchas veces, estuve a punto de darselo como regalo de Navidad, cosa que obviamente, mi espiritu doblegado jamás consiguió quebrar.
Desde ese momento, no puedo dejar de pensar en todas esas cosas que hicieron que la relación hoy sea como es. Obvio que hay mil cosas buenas que tampoco me alcanzarían los dias para contar, pero como ya hemos de saber, el hombre (Osea yo) se acostumbra a recordar las cosas malas en caracter de negativo oficial.
Tampoco puedo dejar de pensar en como seré yo como padre; en todos los errores que no debo cometer, en las cosas que si tengo que hacer y cuales no. No se porqué ese pensamiento no deja de sobrevolar la copa de los árboles de mi mente, será como dijo una vez una vieja amiga (Vieja de conocimiento, no de edad) que al pasar cierta edad uno deja de pensar como hijo y comienza a pensar como padre.
Se que el mio fue el mejor padre que pudo ser, aunque en el fondo, al recordar, me suene a un simple y barato conformismo.

1 Sentimientos

vec dijo...

Yo me llevo 10 veces mejor con mi papá que con mi mamá. Y eso que no soy ninguna marimacho (?). De hecho las discusiones más fuertes que tuve en mi vida fueron con mi padre, pero, siempre que él sabe que estuvo mal, viene a buscarme a mi cuarto, estando yo todavía en lágrimas, y me dice que lo perdone, que yo ya sé cómo es, que se saca. Un abrazo y algún chiste malo (que son frecuentes en el speech de mi viejo),lo soluciona todo.
Igual ojo, si tus viejos están separados y tu papá aún no está con una mujer nueva, pensá que (tal vez) a él también le falta el "nido tibio", la mujer que lo apacigüe y demás. No puedo opinar demasiado porque bueno, obviamente conozco sólo esta pequeña partecita de tu vida pero en fin.
(Qué chistoso que la palabra de verificación sea MUFFSA, me hace acordar a MUFASA haha).